Project 4 Design
Neurociencias: Cómo Se Estudia El Cerebro

Neurociencias: Cómo Se Estudia El Cerebro

Las diferentes ramas de la neurociencia la han convertido en una de las disciplinas más dinámicas por lo que se refiere a su evolución y desarrollo y, al mismo tiempo, en una de las que despierta más interés tanto en quienes se dedican a especialidades que pueden enriquecerse con sus aportaciones, como en los apasionados por conocer los misterios del cerebro desde que el mundo es mundo.

Sin duda, a medida que avanza la neurociencia, también lo hacen la cura de enfermedades, las técnicas de desarrollo neurocognitivo y emocional, el desarrollo de dietas orientadas a mejorar la salud y actividad cerebral, y las herramientas para luchar contra el deterioro que se produce con la edad.

De igual forma y marcando un desarrollo acentuado, se empezaron a desarrollar disciplinas que se nutren de sus conocimientos, como la neuroeconomía, el neuromarketing o el neuromanagement, esta última ofrece a las empresas recursos para mejorar el liderazgo, la productividad y el bienestar en el trabajo.

Definición de neurociencia

Podemos definirla como la ciencia que estudia la estructura y funcionamiento del sistema nervioso humano y cómo se relacionan sus diferentes elementos para crear y constituir la base biológica de la cognición, las emociones y la conducta.

¿Cómo se estudia el cerebro?

Los avances en el desarrollo de técnicas para obtener neuroimágenes han permitido a los psicólogos cognitivos estudiar la representación interna de los procesos mentales. Como resultado, las funciones superiores no tienen que deducirse a partir de observaciones del comportamiento, ya que el estudio de la cognición puede hacerse con tomografías computarizadas.

En primer lugar, debemos diferenciar las investigaciones que se realizan con cerebros en activo de las que lo hacen con cerebros post mórtem, tanto de personalidades destacadas como de gente anónima.

También los cerebros de los animales contribuyen al desarrollo de la neurociencia: hay muchísimas investigaciones realizadas con gatos, varios roedores, monos, incluso babosas de mar e insectos que contribuyen a comprender cómo funciona nuestro cerebro.

La investigación experimental en neurociencias utiliza diversos equipos y tecnología. En general, abarca cuatro etapas:

  1. Observación. 
  2. Reproducción (repetir la experiencia o hacer observaciones similares para descartar el azar). 
  3. Interpretación. 
  4. Verificación.

Uno de los factores decisivos en la explosión de conocimientos que se produjo durante y después de la década del cerebro ha sido el desarrollo de equipos que permiten observar reacciones cerebrales justo cuando se producen, por ejemplo, qué zona se activa cuando hablamos, qué ocurre al observar un anuncio o qué áreas se iluminan y cuáles permanecen apagadas ante determinados estímulos. Los equipos que utilizan escáneres cerebrales son los más efectivos para obtener imágenes.

Como estos métodos no son invasivos, los investigadores pueden hacer muchos estudios en un mismo individuo y obtener información detallada acerca de la actividad de su cerebro, además de sobre su estructura.

Si te interesa esta temática te invito a leer: Neurociencias para tu vida

La neurociencia (en sus diferentes ramas) se ha convertido en una de las disciplinas más dinámicas en cuanto a su desarrollo porque todos queremos saber cómo funciona el cerebro para entrenarlo y así tener una mente más ágil y más eficiente.
¡Si deseas profundizar estos conceptos te invitamos a descargar nuestro miniebook sin cargo!