Neuroliderazgo: ¿Cómo Crear Un Buen Clima Organizacional?

Neuroliderazgo: ¿Cómo Crear Un Buen Clima Organizacional?

En primera instancia, el neuroliderazgo es una herramienta a través de la cual se buscan afianzar aptitudes positivas dentro de nuestro cerebro para liderar un equipo de trabajo. En ese sentido, los beneficios del neuroliderazgo ya son evaluados de manera positiva, por muchas organizaciones a nivel mundial que están poniendo en práctica sus aplicaciones para mejorar el rendimiento de su capital humano.

Los ejemplos de neuroliderazgo son muy variados en cuanto a aplicación y técnica pero en esta oportunidad les hablaré sobre cómo crear un buen clima organizacional utilizando el neuroliderazgo como medio para lograr la excelencia. 

Una manera de generar un ambiente laboral altamente motivado consiste en producir lo que se denomina “un buen clima organizacional”.

Esto significa que los líderes deben ser capaces de propiciar un entorno que favorezca el desarrollo de sus colaboradores, la armonía y el bienestar en el trabajo. 

Los mismos conceptos aplican a cualquier ámbito. En el marco familiar también es necesario “un buen clima”.

Pero ahora, los empleados no solo desean o se sienten a gusto con tener un buen sueldo, también les interesa otro tipo de recompensas e intereses. Por ejemplo Google, quien es uno de los referentes en este ámbito, ofrecen condiciones excepcionales a sus empleados.

Vale recordar que las personas se motivan en función de un beneficio o esperados. La sola promesa de un premio o un ascenso activa estos procesos.

Las compañías que se queden en el modelo de “toma y daca”, en el que el empleado hace sus tareas porque le pagan y la empresa paga para que hagan esas tareas, difícilmente alcancen altos niveles de motivación.

Ese esquema ya no es suficiente. Los propios empleados, imbuidos en nuevas tecnologías que les permiten tener lo que desean al alcance de la mano en todo momento, aumentan sus demandas.

El trabajo del neuroliderazgo se siente cuando aparecen elementos no relacionados con lo dinerario que el equipo de trabajo vivencia como una recompensa.

Por ejemplo, cuando se logran superar las ventas de la empresa o se alcanzaron los objetivos trimestrales planteados por el equipo, utilizando el neuroliderazgo y sus beneficios se puede ser capaz de motivar e impactar en el empleado para que de manera voluntaria continúe buscando la excelencia. 

La empresa necesita generar ambientes de motivación, climas que favorezcan la posibilidad de compartir interiormente los objetivos o las metas organizacionales.

También puedes leer: ¿Cómo Se Implementa El Neuromanagement Y Neuroliderazgo En Una Organización?

La neurociencia (en sus diferentes ramas) se ha convertido en una de las disciplinas más dinámicas en cuanto a su desarrollo porque todos queremos saber cómo funciona el cerebro para entrenarlo y así tener una mente más ágil y más eficiente.
¡Si deseas profundizar estos conceptos te invitamos a descargar nuestro miniebook sin cargo!