Neuroliderazgo: La Importancia De La Siesta Para Recuperar La Energía Cerebral

Neuroliderazgo: La Importancia De La Siesta Para Recuperar La Energía Cerebral

La costumbre ancestral de la siesta había sido menospreciada, el ajetreo de la vida diaria y la cotidianeidad habían logrado desestimarla por completo. Pero ahora, gracias al neuroliderazgo y los aportes de las neurociencias se ha descubierto que realizar un sueño poco profundo de apenas unos 15 minutos después del almuerzo pueden brindar resultados significativos en el comportamiento de nuestro cerebro.

En ese sentido, los libros de neuroliderazgo afirman que debido a la complejidad de los sistemas que controlan las funciones de nuestro cerebro y que es regulado eficazmente por el ciclo circadiano, una siesta ayudaría potencialmente a recuperar funciones ejecutivas de nuestro cerebro así como la motivación. Estos son algunos beneficios del neuroliderazgo.

La Siesta Como Herramienta Del Neuroliderazgo 

Por ello, es necesario hacer consciente la necesidad de hacer una pausa y tomar una siesta energética o siesta fisiológica cotidianamente, ya sea en el hogar, la oficina o lugares preparados para tal fin. 

La siesta energética es una instancia reparadora para el cerebro que tiene una duración de entre 15 y 30 minutos.

Consiste en un sueño liviano, superficial, que se da inmediatamente después del almuerzo, en posición sentado o semi-acostado. Es preferible utilizar una silla individual o un sillón confortable.

Neuroliderazgo: Beneficios Comprobados De La Siesta

Los grandes beneficios de este tipo de pausas fueron corroborados por varias investigaciones, entre ellas, la dirigida por Andrei Medvedev del Center for Functional and Molecular Imaging de la Universidad de Georgetown, Washington.

Las neuroimágenes y los estudios neurocientíficos realizados revelaron mayor actividad en el hemisferio derecho, por lo que se llegó a la conclusión de que el cerebro se “limpia” durante la siesta, con lo cual mejoran las funciones cognitivas.

Incrementa la velocidad del pensamiento, mejora la capacidad de atención y concentración, potencia los procesos de consolidación de la memoria, facilita la resolución de problemas y favorece la claridad mental necesaria para el razonamiento y la toma de decisiones.

Es una herramienta fundamental. Aun cuando se viva en una ciudad vertiginosa, es imprescindible poder tomar aunque sea quince minutos para alcanzar una relajación profunda.

Finalmente, como estudioso e investigador de las neurociencias la siesta energética proporciona grandes beneficios para el cerebro que repercuten no sólo en la motivación, sino también en el desempeño intelectual.

La neurociencia (en sus diferentes ramas) se ha convertido en una de las disciplinas más dinámicas en cuanto a su desarrollo porque todos queremos saber cómo funciona el cerebro para entrenarlo y así tener una mente más ágil y más eficiente.
¡Si deseas profundizar estos conceptos te invitamos a descargar nuestro miniebook sin cargo!